A todos nos gustan los masajes relajantes en Puerto de la Cruz. No obstante, para saber cuál se adapta a nuestras preferencias, está bien conocer las diferencias que existen entre ellos. Hoy te hablamos de los diferentes tipos de masaje tailandés.

El más conocido de los masajes relajantes en Puerto de la Cruz es el masaje tailandés tradicional. Combina técnicas de yoga y acupresión. Su eficacia se basa en la manipulación de las líneas invisibles conocidas como Sen que recorren todo el cuerpo. Es un masaje fuerte, pero muy beneficioso para la musculatura y las articulaciones, así como para el estado emocional.

Existe una versión del masaje tailandés que se realiza con aceites esenciales. En este sentido, el hecho de emplear aceite otorga mayor suavidad al proceso. Es menos exigente en la manipulación y aporta un apacible estado de relajación. Se realiza en camilla mediante acupresión sobre los meridianos del cuerpo. Es fantástico para mejorar la circulación y relajar la mente.

Otro de los masajes tailandeses más conocidos en las clínicas de masajes de Puerto de la Cruz es el masaje podal. Como su nombre indica, esta técnica se aplica sobre los pies, estimulando diferentes zonas del organismo que están relacionadas con puntos concretos de estos. La reflexología podal estimula los diferentes órganos del cuerpo, además de aportar relajación física y mental.

En el otro extremo de las técnicas de masaje en Puerto de la Cruz, se sitúa el masaje con pindas o hierbas aromáticas. Se trata de una combinación entre el masaje tradicional tailandés y otras técnicas de sanación basadas en la aplicación de saquitos con hierbas aromáticas sobre diferentes partes del cuerpo. Sirve para aliviar dolores en articulaciones y músculos, así como para aportar relajación de forma duradera.

Si te interesa probar alguna de estas técnicas, acércate hasta Aroma Thai Massage Spa, donde dominamos estos masajes ancestrales. Somos garantía de bienestar.